domingo, 4 de agosto de 2013

La Rutina mata al amor

La Rutina mata al amor

Tengo un amigo recién casado que esta muy preocupado porque ya se quiere divorciar, no puede con su mujer que le vive reclamando toda la vida y el no entiende que es lo que le reclama, pero a su vez el también tiene mucho que reclamarle a ella que ya no lo atiende para nada, no se preocupa ni pregunta por el si llego temprano o tarde a casa.   El prefiere pasar con sus amigos de bar en bar y ella con sus amigas, haciendo que la brecha entre los dos se haga mas grande.   En lo personal este amigo no quiere separarse, quisiera tener una oportunidad para no separarse, estaría dispuesto a pedirle perdón de rodillas que no lo deje y juraría por lo mas querido de que recompondría sus pasos.
Pero tengo otro amigo, que esta haciendo todo lo posible por separarse de la mujer, lo ha intentado por mas de veinte anos y no ha podido, mas bien se ha sentido mas atraído y ella mas lo quiere, el se pregunta que esta sucediendo si hacemos todo lo que normalmente se hace para caer en la rutina.   El ama la rutina desde que sus amigos le dijeron que la rutina mataba al amor, pues el quiere que se muera el amor para separarse y buscar un nuevo amor, pero no le ha funcionado el método de la rutina, todos los días ella lo espera que regrese del trabajo a la misma hora, pero ella no se aburre, siempre lo espera con algo diferente, una flor, un pastelito, una galletita, un cafecito, un besito y el después de tantos tiempo ya también le hace falta.   Por un tiempo pensó que ya no tendrían de que hablar y que se aburrirían el uno al otro al estarse viendo las caras sin decirse palabra, pero que va no han dejado de hablar, siempre que están juntos hablan y hablan mas de lo esperado, se cuentan el uno al otro sus problemas, sus sueños, sus expectativas, lo que le sucede, lo que siente, lo que les pasa, ella lo mismo le cuenta todo desde las conversaciones con las amigas, de la salida al supermercado, de la dieta, de los niños, de la escuela, de los libros que esta leyendo, del dolor de cabeza que la esta molestando, de todo, y por alguna razón inexplicable, todo lo que ella le cuenta a el le interesa, se le despierta la curiosidad de lo que le sucede, de lo que vendrá, de lo que esta planificando realizar y cuando ve, el tiempo se les ha ido y ahora hay que ir a acostarse para dormir, descansar y mañana iniciar una nueva jornada.   Pues este amigo a visto que el tiempo se le ha pasado y la idea de separarse se le ha esfumado, no siente su matrimonio como una obligación o castigo, por el contrario, cada día que pasa se hace mas vivo, mas intenso y con ganas de vivir juntos.   Ya no digamos la pasion del amor y el sexo que se ha mantenido vivo, y es cuando mas hablan después de una de esas jornadas agotadoras, hablan de lo bien que la pasaron, de lo bien que se hacen sentir el uno al otro.
Ahora yo me pregunto, donde estará el problema? si en la rutina o en nosotros mismos, pues veo que la rutina puede ser igual para ambas parejas pero de como la viven es la diferencia.   Sera que le tenemos que echar la culpa a la pareja porque esta no muestra iniciativa, no habla es muda, o porque se enfoca en otras cosas que no es de interés de ambos?, creo que la responsabilidad es de ambos, si queremos tener un jardín pues evidentemente que debe de haber un jardinero, si no hay jardinero, no habrá jardín y lo que tendremos en un predio lleno de maleza y espinas, pero si hay jardinero, este se ocupa de limpiar el terreno, de plantar flores, de regarlas, de abonarlas, de cosechar los frutos de ese jardín, y la naturaleza que te premia dándote mas flores, mas belleza y te manda a las abejas, las mariposas, los gorrioncillos, las ves de colores a que adornen tu jardín, o sea que tu tienes que hacer algo, iniciar y luego todo te saldrá a pedir de boca.  El universo te va a bendecir.
Yo le dije a este mi amigo desafortunado, repitiendo una de las frases de Walter Riso, que si el amor no se siente, pues no hay amor, y uno debe de saber perder y retirarse cuando del otro lado no hay correspondencia, a veces nos enfrascamos como si la otra persona fuera la única en todo el planeta y por el otro lado,  como si nosotros fuéramos el premio nobel, el hombre perfecto, el tipo al que nadie se le puede resistir, y nos sentimos humillados cuando no nos hacen caso y ni siquiera nos miran con el rabo del ojo.   Es ahí cuando nos desilusionamos y nos enfocamos en luchas absurdas y guerras perdidas que nos lastiman mas y mas, hasta que sucumbimos y no sabemos que hacer, y es por eso que caemos en ese estado de postración, de decepción y frustración, sufrimos y nos consolamos diciendo que este dolor que cargamos es en nombre del amor. 
Ojo senores podemos construir la mejor relacion del mundo pero para ello se requiere de dos, de dos que esten interesados el uno en el otro, de dos que se enfocan en el uno en el otro, pero si uno de ustedes tiene la mirada puesta en la distancia, en otro mundo, pues de seguro que eso no va a funcionar y definitivamente la rutina va a matar al amor.

William P.

1 comentario:

  1. Se vuelve rutina cuando ya no hay amor en la pareja, cuando ya no hay ilusiones, cuando no existe nada en común y lo único que existía era la una relación de interés, una relación fantasma, una relación de necesidad, no creas que porque hay hijos de por medio las cosas tienen que ser igual que siempre, no todo cambia, mas aun cuando tu pareja se busco un hombre o mujer para desahogarse, crees que al buscarse otra persona te sigue amando, no los hombres cambian cuando cambian de mujeres y se vuelve a repetir todo color de rosa y todo vuelve a terminar, el amor en la pareja no existe por siempre. Los seres humanos somos complicados, terminamos con una y empezamos con otra y siempre vemos que la mujer que tenemos no lo es todo y mas sin embargo la mujer que pasa día y noche con nosotros no la valoramos, es hora de buscar el camino correcto y seguir con la mujer que nos ayude, que nos valore, que nos entienda, que siempre nos brinde la mano sin ningún interés esa es la que vale la pena, ya que en un momento de dificultad no te va a dar la espalda.

    ResponderEliminar