viernes, 3 de junio de 2011

EVOLUCION Y VIVENCIA EN EL SOCIALISMO DEL SIGLO XX ( parte 1)




Extracto del capitulo I del libro "EVOLUCION Y VIVENCIA EN EL SOCIALISMO DEL SIGLO XX" de William Pavon

<< .... Habíamos llegado a la ciudad de KIEV, una ciudad muy linda y acogedora, tan llena de árboles y jardines, parques por todos lados con muchas áreas verdes, la ciudad entera era como que estuviera sumergida en un bosque encantado, los monumentos le daban un aire característico y la belleza afloraba en todos los rincones. Cuenta la leyenda que esta ciudad fue fundada por unos hermanos vikingos que llegaron a ella navegando por el río Dnièper, un río caudaloso que baña la ciudad y la divide en dos. El río es muy impresionante con un ancho de más de cuatrocientos metros y sirve para la navegación comercial y turística por toda la región. La población de origen caucásico, alta de pelo rubio y ojos azules es muy simpática, sobre todo las damas que tan lindas que se visten con sus trajes típicos y ropa ligera durante el verano e incluso durante el invierno que les da un aire impresionante sus abrigos apropiados para protegerse del inclemente frío.

Rememorando un poco de ese primer día de nuestra llegada a la imponente ciudad de Kiev, creíamos que todo saldría de acuerdo a lo que nos orientaron nuestros guías en Moscú, que al llegar a la ciudad nos estarían esperando en la estación de trenes y luego nos conducirán a nuestro albergue. Nada de eso ocurrió, cuando llegamos y el tren detuvo su parsimoniosa marcha, con el acostumbrado ruido de sus frenos y el golpeteo metálico de sus ruedas de acero de esa mole que se desplaza por los interminables rieles, el tren se detuvo y no nos atrevíamos a bajar por miedo a perdernos entre esa multitud de gente que corría de un lugar a otro, unos buscando como alcanzar a los trenes que partían y otros porque llegaban a su destino. La estación de trenes de Kiev, es un centro enorme donde convergen a diario miles de ciudadanos procedentes de todas las ciudades de Ucrania y de países vecinos, de poblados de toda la republica y de gente que se desplaza del centro de la ciudad al resto del país de la imponente Unión Soviética. Dentro de la estación de trenes encontramos cafeterías, salas enormes de espera, comercio, una estación de Metro, áreas de bodegas, centros de almacenamiento, restaurantes, etc., es como si fuera una ciudad dentro de otra, un lugar que no duerme y mantiene su actividad durante toda la noche. Desde esta estación de trenes podemos viajar hasta Kamchatca la ciudad mas alejada de la Unión Soviética y que se encuentra a orillas del estrecho de Bering que separa a este país de los Estados Unidos por el lado de Alaska.
Cuanta gente desplazándose, y nosotros paralizados, con la boca abierta, viendo que ese mar de gente no terminaba, entonces decidimos bajar, cargamos nuestros equipajes y descendimos del tren, ese aire fresco que me dio en la cara aun no lo puedo olvidar, era una suave brisa helada que refresco mi rostro pero no me dio frió, si no que me dio una sensación de paz y tranquilidad. >>

......

Mas adelante continuaremos publicando mas extractos del libro.
William Pavon
3-06-11

1 comentario: