lunes, 14 de marzo de 2011

¿Por qué tu mujer no quiere tener sexo (contigo)?


¿Por qué tu mujer no quiere tener sexo (contigo)?


¿Tu vida sexual ya no está muy ‘viva’ que digamos? Conoce los motivos por los que ella puede estar evitándote en la cama y encuentra las soluciones.


Uno de los beneficios de tener una relación de años es que tienes a tu lado a alguien con quien tener sexo regular. Para los hombres, sobre todo, es ésta una parte muy importante del compromiso hacia otra persona.


No obstante, es precisamente cuando comienzas a esperar sexo frecuente por parte de tu novia que ella comienza a usar esta presunción en tu contra.

Algunas mujeres tienen el hábito de negar el sexo a sus compañeros mientras que otras lo hacen únicamente bajo circunstancias muy específicas. Para los hombres, esto es un castigo cruel e inusual.

Desde luego, hay una diferencia entre una mujer que simplemente no quiere tener sexo y otra que se niega a propósito. Cuando una mujer niega el sexo, está intentando enviarte un mensaje.

A continuación, algunas de las razones por las que ella podría estar negándote el sexo y lo que puedes hacer para arreglarlo.

Ella está enojada

Seguramente es ésta la razón más frecuente por la que una mujer se negará a tener sexo. Si has hecho algo que la ha puesto furiosa, ella podría decidir que la mejor represalia es sacar de tu alcance aquello que más deseas tener.

Lo último que una mujer quiere hacer cuando está sintiendo cualquier clase de emoción negativa, ya sea enojo, frustración, ira, estrés, o cansancio, es tener que ocuparse de la cama.

Mientras que los hombres consiguen apagar los sentimientos negativos y avocarse a la tarea entre manos, la mujer experimenta más dificultades para eliminar dichas emociones y alcanzar un grado de excitación aceptable.

En pocas palabras, ella necesita sofocar sus angustias antes de poder pasar al plano horizontal.

En consecuencia, la única solución a este problema es descubrir la causa de su enojo e intentar solucionarlo. A veces, el simple hecho de reconocer que has hecho algo malo será suficiente para tranquilizarla.

Otras veces, la única manera de salir de la nevera es participar en una de esas largas y sentidas conversaciones en las que ambos comparten sus sentimientos.

Se está haciendo valer

Si ella te ha privado de tu dosis necesaria de buen sexo, podría tratarse de un intento de medir su poder sobre ti y sobre la relación en general.

Si hay un área de las relaciones en la que las mujeres piensan que tienen el control, seguramente es en sexo. En una de esas, ella sólo lo está haciendo para mostrarte quién manda en la cama o, tal vez, se encuentra compensando un sentimiento de falta de poder en otro ámbito de su vida.

Puede que tenga un jefe cruel, una amiga controladora, o una madre sobreprotectora y sí, tú tienes que pagar por ello.

Si sospechas que te niega el sexo para hacerse valer, la forma más sencilla de abrir la puerta hacia los placeres carnales es cumplimentar sus habilidades y destrezas sexuales, si dejas en claro cuánto la aprecias en la cama, ella podría comprender que intentar probar su estatus es innecesario.

Te está manipulando


Otro motivo por el que una mujer puede negarte el sexo es para obtener algo de ti. Cuando no existe otra manera de obtener lo que desea o cuando no tenga ganas de trabajar tanto para lograr algo, ella podría recurrir a una frecuente artimaña que desde aquí repudiamos: negarte el sexo.

Generalmente, ella estará detrás de algo grande en estas ocasiones; no va a privarte del placer para que saques la basura a la calle.

La forma más sencilla de terminar este problema es darle lo que ella quiere. Si esto no es una posibilidad, deberás apelar a su sentido de la razón.

Y si esto tampoco funciona, entonces intenta proporcionándole algo similar a lo que desea. Si no puedes hacer que esto suceda, puede que debas esperar y satisfacerte a ti mismo hasta que ella entre en razón.

Está aburrida

Ella también podría estar evitando el sexo contigo porque no lo está disfrutando. Algunas mujeres no se sienten a gusto con la idea de hablar de sexo con sus parejas, especialmente si existe un problema. En consecuencia, en lugar de decirte qué está mal, podría optar por cerrar el negocio.

Para sortear esta dificultad, intenta sugerir algo nuevo en el plano sexual. Llévala a un sex shop y compra algo que les resulte divertido a ambos.

Compra un libro con sugerencias en cuanto a cómo sazonar las cosas. Si muestras algo de interés y te esfuerzas en hacer cambios, seguramente la tienda volverá a abrir sus puertas.

Está cansada

Tal vez ella no quiera tener sexo porque se encuentra excesivamente cansada. Tal vez tú quieras hacerlo más seguido de lo que ella quiere, y ella no puede seguirte el ritmo. Asimismo, otras demandas podrían estar estresándola o manteniéndola ocupada, dejándole muy poco espacio para disfrutar del sexo como a ti te gustaría.

Para volver a recuperar tu vida sexual, realízale algunos mimos de antemano. Prepárale un baño de espuma y dale un buen masaje.

Si ella está relajada, es mucho más factible que se sienta sexy. O podrías ser completamente desprendido y dedicar tu tiempo entero a complacerla por una noche, y en consecuencia haciéndote merecedor de cierta reciprocidad de su parte.

Asimismo, podrías considerar recortar un poco la frecuencia. En lugar de acercarte cada vez que te sientes excitado, toma el caso entre tus manos de vez en tanto.

Te está engañando

Es una posibilidad que ella te esté desechando de su vida sexual porque tiene interés en otro hombre. Bueno, en este caso podríamos decir que tienes mayores problemas que falta de sexo en la relación.

Si sospechas que ella te está engañando (y deberías tener otros motivos aparte de la declinación de tu rutina sexual), hazle saber tus sospechas y escucha su explicación.

Si descubres que te está engañando, deberás decidir si quieres intentar solucionar las cosas o dar vuelta de página e iniciar un nuevo capítulo en tu vida.


http://www.enplenitud.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada