jueves, 19 de noviembre de 2009

PESADILLA Y REALIDAD ( Actitud Mental Positiva)

PESADILLA Y REALIDAD

Este 15 de Noviembre visite a mi hermano que es piloto y se encuentra preso en otro país, ya tenia más de 10 años de no verlo. Esta cumpliendo una pena por que lo relacionaron con trafico de drogas a la hora de transitar por ese país, a la aeronave no le encontraron nada y por supuesto que ni a el tampoco, pero como hizo escala en ese país por fallas técnicas cuando se dirigía hacia Guatemala, una vez que aterrizo comenzaron las investigaciones y los procesos, los enredos legales, los supuestos cuerpos del delito que no fueron demostrados, aparecieron testigos inventados y todo un mar de conjeturas que a fin de cuentas la nave fue confiscada, después de cinco años de estar esperando un veredicto de un juicio que nunca terminaba fue acusado de culpable y condenado a 15 años de prisión. Fue como estar en el lugar no indicado, en el lugar inoportuno y cuando todas las variables circunstanciales están es tu contra. Fue como perder la vida en un segundo, porque después de esa acusación su vida cambio de la noche a la mañana, se truncaron sus aspiraciones, sus sueños, su familia quedo destrozada, con una hija de dos años cuando cayo preso. Fue como perecer en un accidente y quedar fuera de la vida, de todo, de la sociedad, los amigos, el trabajo. Mucha gente se ha solidarizado con el, a los que agradecemos todos los gestos de aprecio, consideración solidaridad y estima que le han brindado, pero vivir esa situación circunstancial es dolorosa, dura y requiere de mucho valor para sobreponerse porque puede cambiar tu vida para siempre, te deja marcado de por vida y sin poder remediar absolutamente nada.
Es como tu te levantes por la mañana dispuesto a ir al trabajo, en tus planes esta el desayunar, alistar a los niños que van a la escuela, preparar los documentos que tienes que llevar al trabajo, y revisar tu agenda para los compromisos del día de hoy, y cuando estas listo te despides de tu esposa e hijos y sales a la calle. Pero si a los pocos minutos de estar viajando rumbo al trabajo, se presenta por mera casualidad algún desperfecto mecánico que hace que pierdas el control de tu vehiculo, o que otro vehiculo que viene en sentido contrario te invade tu carril, o te pasas llevando un peatón que cruzaba la calle distraído, pues así no mas en ese momento se ocasiona un accidente, un percance que en dependencia de los resultados puede ser fatal, puede traer consecuencias graves para ti y tu familia. Entonces que pasa si pereces y te toca llevar la peor parte en ese accidente entregando tu vida y rindiéndote a la muerte. Pues en ese instante todo cambia, en un segundo, todo se transforma en caos, si tu mueres, pues el caos y el dolor es para la familia, pero si tu quedas vivo pero con alguna lesión grave, un estado de coma, o quedas incapacitado de por vida para trabajar, entonces tu vida cambia, se truncan tus planes y tus sueños, se torna todo en pesadilla, viene la lucha por la sobrevivencia, por no rendirse a la muerte, se te llena la cabeza de imágenes aterradoras viendo a tus hijos y tu esposa llorar, te imaginas que ya estas perdido que no hay vuelta a tras y que las cosas han quedado inconclusas, que tus hijos están pequeños que tu familia ha quedado desvalida si tu eras el único soporte material.
Ante esas situaciones trágicas de la vida, en la que a veces no pensamos pero que por cuestiones del destino nos puede suceder hay que estar preparado y desarrollar una Actitud Mental Positiva, todos podemos ser victimas de intrigas, conflagraciones, desastres naturales o crisis profundas que muevan nuestros cimientos, que nos hacen dudar de la existencia de un ser supremo y ponen a prueba nuestra fe.
Quiero terminar este relato contándoles que mi sorpresa fue que después de no ver a mi hermano por mas de 10 años y que al estar privado de libertad todo ese tiempo estaría deprimido, lleno de ira y rencor hacia los demás por las injusticias o calamidades que le había tocado vivir, que tendría una actitud pesimista hacia la vida y con pocos deseos de seguir adelante, hasta pensé que su situación seria muy lamentable y me había preparado psicológicamente para el encuentro.
Pero la realidad fue otra, encontré a un hombre lleno de vida, nuevo completamente, con una alegría radiante en su rostro, lleno de jovialidad, con mucho optimismo y muchas ganas de vivir, con una alegría por que ya había recorrido mas de la mitad del tiempo que le tocaba cumplir en la cárcel, y me quede completamente sorprendido. Le pregunte de donde había obtenido esa fortaleza y esa actitud mental positiva, y me contesto que su inspiración había sido la Biblia y la palabra de DIOS donde había encontrado consuelo y recuperado la Fe. Ese fue el inicio de su transformación y que lo guió hacia una verdadera ACTITUD MENTAL POSITIVA.

William Pavón
Ocotal, Nicaragua
Nov 2009

http://riquezayfuturo.blogspot.com

1 comentario:

  1. Hola William, te felicito por la visita que le hicistes a tu hermano en Honduras, verdaderamente que es dificil despuès de tanto tiempo un reencuentro de este tipo y en circunstancias tan difìciles. Me alegra mucho por tu hermano y por vos, y por otro lado entiendo y comprendo a Alvaro, porque aunque en situaciones diferentes de alguna forma yo tambièn he encontrado esa fuerza y fortaleza que me ha ayudado a salir adelante de situaciones dificiles en la vida. En donde no he encontrado a mi lado una mano amiga, pero si he encontrado el apoyo, el consuelo, la amistad y el cariño incondicional del Señor JESUS, el es el que todo lo puede, el amigo por excelencia, el que no miente, no engaña y siempre està ahi dispuesto a darnos la mano. Yo entiendo a Alvaro y se lo que es eso, y lo comparto con el, el es el que nos da la fuerza y fortaleza en momentos y tiempos en que por nosotros mismos no somos capaces de hacerlo, ya que la naturaleza humana no lo permite,pero si suvoluntad. Bendito sea el Señor.

    Bueno, espero que pronto vuelvas de visita a ver a tu hermano pero que no pasen tantos años, a veces es solo un poquito de tiempo y voluntad, asi es que ànimo. Salùdalo de mi parte y de mis hijos.

    SAludes, Elizabeth

    ResponderEliminar